Fiscal: Previsible subida en enero del Impuesto de Matriculación de Vehículos

Impuesto de Matriculación

miércoles 18 de noviembre, 2020

Incremento del Impuesto de Matriculación a partir de enero

El Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (IEDMT), conocido como Impuesto de Matriculación, previsiblemente subirá el próximo 1 de enero de 2021.

La causa de la subida es el fin de la prórroga que hasta final de este año 2020 minimizaba, a efectos fiscales, el impacto de las nuevas pruebas de emisiones, denominadas WLTP. Con la nueva prueba, que es más exigente, un mismo vehículo arroja valores de contaminantes de un 20%-30% superiores, lo que hará que un importante porcentaje de los coches que se vendan en España incrementen su precio en torno al 5% y, en algunos casos, hasta un 10%, consecuencia del mayor pago de este Impuesto.

El IEDMT se calcula por tramos, en base a las emisiones de CO2, y los tipos de gravamen actualmente son los siguientes:

  • 0% para los vehículos que emiten menos de 120 gr/km de CO2
  • 4,75% para los vehículos que emiten entre 120 y 160 gr/km de CO2
  • 9,75% para los vehículos que emiten entre 160 y 200 gr/km de CO2, y
  • 14,75% para los vehículos que emiten de 200 gr/km de CO2 en adelante.

En 2018, con el fin de dar margen al sector del automóvil mientras se abordaba la reforma fiscal de este sector, el Ministerio de Industria aprobó un factor de corrección que ahora expira. El problema es que las dificultades para formar un Gobierno y el coronavirus han impedido abordar dicha reforma. El Ministerio de Industria trabaja en varias opciones para intentar resolver el problema, pero de momento no hay solución al respecto, y mientras tanto, si no se busca una solución, el 20% de los modelos van a tener pagar por el primer tramo del Impuesto (el del 4,75%), cuando hasta ahora no pagaban, y otro 30% de vehículos saltarán de un tramo al siguiente. De media el incremento superará los 800 euros por vehículo.

Esta subida repercutirá considerablemente en la compra de vehículos, que ya en octubre registró una caída del 21% en las matriculaciones, pese a las ayudas del Programa Renove. Estos retrocesos, en comparación, fueron de un 9,5% en Francia, un 3,6% en Alemania y solo un 0,2% en Italia.