Fiscal: Tributación de las PIAS, SIALP y UNIT LINKED

Fiscalidad de determinados productos financieros

viernes 5 de octubre, 2018

Veamos las ventajas fiscales de las PIAS, SIALP y UNIT LINKED

Los PIAS (Plan Individual de Ahorro Sistemático), SIALP (Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo) y UNIT LINKED son productos financieros que tienen como objetivo captar ahorro para complementar después la pensión pública de jubilación, distintos de los Planes de Pensiones. El objetivo para el que se crearon fue para conseguir que los ahorradores traspasaran sus fondos de los depósitos bancarios a estos productos financieros, ofreciéndoles un incentivo fiscal por el mantenimiento de este tipo de ahorro.

Los PIAS (Plan Individual de Ahorro Sistemático) se configuran como un contrato de seguro que, si se mantiene más de cinco años, permite al ahorrador particular tributar menos por los rendimientos generados, siempre que se constituya una renta vitalicia. También permiten movilizar la provisión matemática o saldo de una entidad aseguradora a otra, sin aplicar gastos ni tributar. En concreto, el dinero que se invierta mensual o anualmente no desgravará ni permitirá reducir la base imponible del IRPF, algo que sí ocurre con los planes de pensiones, por lo que sus ventajas se producen cuando se rescate como una renta vitalicia. Esta renta vitalicia tributará en el IRPF. Deben transcurrir 5 años desde la primera aportación para disfrutar de las distintas reducciones fiscales. Este es el porcentaje de la renta obtenida por la que tributará en función de la edad en el momento del rescate:

  • Menores de 40 años: 40%

  • Entre 40 y 49 años: 35%

  • Entre 50 y 59 años: 28%

  • Entre 60 y 65 años: 24%

  • Entre 66 y 69 años: 20%

  • Mayor de 70 años: 8%

Como se puede observar, cuanto mayor es la edad, menor será el porcentaje de renta que deberá incluir en el IRPF. Y es que una persona mayor de 70 años sólo pagará por el 8% de la renta obtenida. De esta forma se incentiva mantener el PIAS el máximo tiempo y rescatarlo cuanto más tarde, mejor, por lo menos a efectos fiscales.

Los SIALP (Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo), conocidos habitualmente como Planes Ahorro 5, son contratos de seguro que también permiten no tributar por los rendimientos generados si se mantienen durante más de cinco años.

Por otro lado, los UNIT LINKED son seguros vinculados a fondos de inversión, en los que el riesgo de la inversión lo asume el tomador del seguro o contratante. Lo bueno de este producto es que el tomador puede ir cambiando de fondos y/o carteras que ofrezca la entidad aseguradora sin tributar. Además si renuncia al derecho de rescate, no tributa en el Impuesto sobre Patrimonio.

En lo que respecta a las aportaciones, la normativa establece que los PIAS tienen un límite máximo de prima anual de 8.000 euros, no pudiendo superar los 240.000 euros de primas acumuladas. Los SIALP tienen un límite anual de 5.000 euros y los UNIT LINKED no tienen límite de aportación alguno. También hay que destacar que, en estos tres productos, se admiten primas periódicas y permiten el derecho de rescate, tanto total como parcial, debiendo tributar en el IRPF por los rendimientos generados.

En caso de fallecimiento del tomador, tanto en los PIAS como en el SIALP y el UNIT LINKED, al configurarse como seguros de vida, los beneficiarios tributan por el Impuesto sobre Sucesiones, con las reducciones propias a las que están sujetos estos productos de ahorro.

Los tipos de interés dependerán básicamente de la entidad aseguradora que lo ofrezca. Tanto en los PIAS como en los SIALP, al estar asegurados, lo habitual es que la entidad, en cada vencimiento anual, comunique al cliente el tipo de interés a abonar en la siguiente anualidad. En el caso de los UNIT LINKED, al invertir en fondos de inversión y/o carteras, la rentabilidad no está asegura  ya que su objetivo es ofrecer al cliente una mayor expectativa de rentabilidad, a cambio de asumir más riesgo. Lo normal es que la aseguradora establezca unos perfiles, prudente, moderado y agresivo, en los que vincula los fondos de inversión y/o carteras.

Los tres productos son perfectamente válidos para cualquier persona que quiera ahorrar o para el partícipe de un plan de pensiones que necesita acumular más de los 8.000 euros anuales que permite la ley y busca otros productos para complementar.

Tanto los PIAS, SIALP y los UNIT LINKED encajan en un ahorrador que quiere tener disponibilidad de su inversión en cualquier momento. Además, los que invierten en los PIAS y SIALP buscan un capital asegurado, ahorrar de forma mensual y beneficiarse de ventajas fiscales. En el caso de los UNIT LINKED buscan una mayor expectativa de rentabilidad, asumiendo algo más de riesgo, al invertir en fondos y/o carteras que tienen renta variable, pero aprovechando también las ventajas fiscales de estos productos.